Trabajadora sexual enfrenta inseguridad del país

La inseguridad ciudadana por el alto nivel de delincuencia que existe en Nicaragua se ha incrementado con robos, secuestros y hasta asesinatos. La ciudadanía ya no confía en la policía y prefieren no llamarla asegurando que éstos, están más interesados en capturar opositores políticos que a los delincuentes.

Las trabajadoras sexuales también están siendo afectadas por la inseguridad que existe en el país, «Rosa»,  quien en años pasados podía salir tranquila a las calles, ahora prefiere salir muy poco, por el peligro que podría correr su vida.

«No podemos salir, en el barrio se llena de antimotines y me da miedo y uno no puede andar en la noche porque ya nos llevan presa y ahora es más peligroso porque nos roban, la policía no nos protege, además nos saca de los parques, de los bares y entonces no nos deja trabajar tranquilas y no le hacemos daño a nadie y económicamente nos afecta», expresa Rosa.

A veces sale a las siete de la noche a trabajar, en una ocasión fue agredida por delincuentes, cuando le intentaron robar un dinero y prendas de vestir, denunció y la policía solamente la recrimino y no tomaron importancia a su denuncia.

Ella ha sido discriminada por el trabajo que desempeña, pero muchos no saben que, gracias a ese trabajo, ha sacado adelante a sus 6 hijos, todo trabajo es digno, por lo cual rosa exige respeto a su labor y sus derechos como mujer.

Ella asegura ser responsable con su salud y la de los otros, usando condones en todas las relaciones, para evitar una infección de transmisión sexual, otro riesgo al que se enfrentan las trabajadoras sexuales del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.