Ser bibliotecario, aporta a la educación.

Ser bibliotecario,  es también aportar a la educación en la comunidad, muestra de ello es el trabajo que se realiza con niñez y adolescentes de la comunidad La corneta.

Berny Altamirano Gutiérrez

En dicha comunidad se encuentra Berny Altamirano un joven que aprovecha cada mañana para atender el espacio que ha servido a muchos chavalos y chavalas que se presentan a hacer sus tareas escolares, a leer diferentes libros o a recrearse a través de juegos didácticos.

El joven por cuestiones de estudio estuvo fuera por un tiempo,  pero se reintegra con más energías.E


Entrevista:  Berny, cómo ha sido su reintegración (0:30)

«Estoy como iniciando, pero ya con un conocimiento que tenía antes, es muy bonito volver a empezar porque es como un reencuentro con la niñez que hay en la comunidad», Berny William.


Esta es una gran oportunidad y le permite seguir creciendo como persona.


Entrevista:  Berny, y su participación (0:30) 

«Soy parte de el grupo de teatro Alcanzando las estrellas, también he participado por 3 años consecutivos en lo que es muralismo y en los talleres de biblioteca», comenta Berny.

Para él ha sido interesante ya que he aprendido muchas cosas como desarrollarse personalmente, expresar sus sentimientos y emociones.

El apoyo tiene que ver también con la facilitación de encuentros, donde se realizan trabajos manuales, juegos, elaboración de materiales alusivos al medio ambiente pero también se dan espacios de reflexión con temas de intereses para la niñez.

Por esta razón aprovecha la presencia de Radio Vos e invita a padres y madres de familia para que  den el espacio a la recreación infantil, al mismo tiempo invita a la gente joven para que forme parte de la red de bibliotecarios rurales.E


Entrevista: Berny, hace invitación  (0:30)

«Este es un trabajo único, si tienes el tiempo y la dedicación puedes ir a las bibliotecas,pueden apoyar vuelvan hacer bibliotecarios y sino lo has sido te invito a que te unas a esta experiencia», dice Berny William.

Esta labor se realiza gracias al apoyo del Colectivo de  Mujeres de Matagalpa, una organización que les capacita y facilita materiales para liderar espacios educativos, como las bibliotecas rurales y el Rincón de los sueños que se realiza cada dos meses donde participan al menos 15 comunidades rurales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.