Reapertura de comisarías de la mujer en Nicaragua causa reacciones

El anuncio de reapertura de comisarías de la mujer en Nicaragua, realizada el cinco de febrero por la vice presidenta de Nicaragua Rosario Murillo a través de medios oficialistas, ha provocado reacciones en organizaciones que defienden de los derechos de las mujeres y la niñez, quienes esperan sea una realidad y no se quede en promesa.

En el país había un total de 61 comisarías de la mujer y la niñez fueron cerradas entre el 2015 y 2016, no hubo explicación por parte del gobierno Ortega Murillo, a pesar de ser un requisito que establece la Ley integral Contra la Violencia hacia la Mujer.

Ruth Marina Matamoros psicóloga feminista del Grupo Venancias celebra la reapertura de las comisarías de la mujer en Nicaragua, que son el resultado de un trabajo de años del movimiento feminista de Nicaragua.

El anuncio de reapertura de comisarías de la mujer en Nicaragua, realizada el cinco de febrero por la vice presidenta de Nicaragua Rosario Murillo a través de medios oficialistas, ha provocado reacciones en organizaciones que defienden de los derechos de las mujeres y la niñez, quienes esperan sea una realidad y no se quede en promesa.
Ruth Marina Matamoros

«Celebramos que se abran las comisarías nuevamente ya que nunca debieron haber cerrado porque es un recurso importante para las mujeres. Las comisarías no son un regalo son el resultado de un esfuerzo conjunto entre la sociedad civil y el estado nicaragüense y el estado debe asumir la responsabilidad de garantizar el goce de los derechos de vivir sin violencia», enfatiza Matamoros.

También puede ver: Las mujeres queremos vivir sin violencias

Con esta noticia se hace urgente la capacitación del personal que estará al frente de cada comisaría, se requiere un buen abordaje en cada caso, el personal que las organizaciones no gubernamentales capacitaron se trasladó a otros cargos, los femicidios van en ascenso y se debe poner un alto a tanta violencia, argumenta Ruth Matamoros.

Según la ley 779, Ley Integral Contra la Violencia, cuando una mujer decide interponer denuncia, se tiene que involucrar la Procuraduría de la Mujer, Ministerio de la Mujer, la Fiscalía General de la República y la Policía Nacional, en muchos casos no ocurre así, pues son las líderes de las comunidades las que impulsan los procesos para que estos hechos no queden en la impunidad.

Esperanza Sosa

Esperanza Soza defensora de la red de mujeres del Norte en el municipio de Muy Muy departamento de Matagalpa, tiene conocimiento de las reuniones que se siguen para hacer efectivo el anuncio, ella tiene su opinión al respecto «Si se dará apertura nuevamente necesitamos que se trabaje con ética para que se garantice el respeto de los derechos de la mujer».

También puede leer: El estupro en Nicaragua, un delito normalizado

A pesar de las dificultades que las defensoras enfrentan al acompañar a las mujeres que deciden denunciar la violencia de género que viven día a día, ellas continúan jugando un papel importante en la zona rural y urbana de Nicaragua para hacer posible el acceso a la justicia. Reabrir las comisarias, es cuestión de inversión, capacitación y voluntad política, asegura Soza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.