Mujeres protagonistas de la lucha cívica contra las injusticias

Desde que inició la crisis sociopolítica en Nicaragua, tras las primeras agresiones registradas en la ciudad de León en aquel 18 de abril de 2018, días después se vieron pancartas que eran contempladas en las manifestaciones, donde se leían, “la revolución será feminista o no será”.

La sociedad opina que estas, “están locas” y, otros comentarios negativos, mientras las mujeres arriesgan sus vidas ante la cruel represión de policías y parapoliciales.

Desde doña Amada Tinoco, “la abuela vandálica de Matagalpa”, hasta la mujer más joven que pudieras imaginar, son participantes de las protestas antigubernamentales en Nicaragua.

Leonila Arguello

Para Leonila Arguello del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, “desde hace más de treinta años hemos luchado por la justicia, y más de once denunciando al gobierno por sus atropellos al incumplimiento hacia los derechos de las mujeres”, describe Arguello.

Leonila, quien forma parte de un grupo de teatro “Nuestra Cara” del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, describió que las instituciones del estado impiden las acciones de teatro que realizan, como sucede en las escuelas públicas y otras instituciones,«Impiden las entradas al teatro, al arte, en las escuelas, el sistema penitenciario, desde hace cuatro años no nos dejan entrar. Abril 2018 ha sido la culminación de una lucha permanente desde las mujeres y desde mi papel como defensora de Derechos Humanos; ahora que la juventud se levantó, simplemente nosotras nos hemos sumado a lo que ya estábamos haciendo desde otras maneras por muchos años», dice Arguello.

Nelly Roque Ordoñez, fue encarcelada por el gobierno en el 2018, y en el 2019 fue excarcelada. Ella participó de las manifestaciones en  contra el gobierno y manifiesta que, “esto es un deber como ciudadana y de personas con consciencia el no permitir que los crímenes de lesa humanidad queden impunes, es una lucha por nuestra propia libertad, y por nuestros propios derechos”.

Además, sostuvo que, “las mujeres hemos sido protagonistas de esta lucha, porque queremos cambios verdaderos, una Nicaragua donde las mujeres estemos de frente”, enfatiza.

Para “lucha”, una mujer que se ha manifestado contra Ortega en la vecina ciudad Jinotega, “esta lucha ha sido por la democracia, por la reivindicación de los derechos de toda la ciudadanía. El hecho de que ahora hay más mujeres en esta lucha cívica contra una dictadura que es bastante cruel, es un honor para toda mujer nicaragüense estár en esta lucha, y es la oportunidad para que las mujeres sean candidatas a puestos públicos, y velemos por una verdadera administración del estado, donde la mujer puede asumir un rol de liderazgo en el país», manifiesta.

Mirna Blandón

En tanto, Mirna Blandón de la Articulación feminista de Nicaragua, reconoció que la participación ciudadana de la mujer desde que inició la crisis, “es una continuidad de nuestro ejercicio ciudadano, hemos procurado se garanticen los derechos de las mujeres”, destaca.

“La democracia pasa por nuestra autonomía, en nuestros cuerpos como mujeres, y lo que no, no vamos a proyectarnos para hablar de un nuevo gobierno y cultura política”, indicó Blandón, reconociendo que “los derechos y el empoderamiento son pilares de nuestro trabajo y accionar feminista”. Pero también han luchado desde otras defensas a los derechos, como ambientales y sociales.

«Hemos sido actoras directas igual que el resto de la sociedad, estamos en la lucha de abril por los temas ambientales por el INNS, nuestra participación ha sido en la resistencia ciudadana, en temas de protección, apoyo humanitario, la participación de las mujeres no es una novedad ya que las mujeres hemos estado históricamente en todo los frentes de trabajo que ha requerido esta sociedad», agrega Blandón.

“Ser mujer en esta lucha cívica no ha sido fácil”, dice “Lucha”, tras hacer memoria de cómo las mujeres han sido marginadas y la comunidad LGBTIQ ha sido violentada,«Durante tantas décadas hemos sido un género marginado, nos toca enfrentarnos a un estado que ha mantenido cierto grado de discriminación».

Para “Flex”, una mujer que se exilió debido a las amenazas constantes en Matagalpa, por su participación en la lucha azul y blanco, dice que, “Siento que soy un complemento, cada aporte es bueno, nos hemos destacado como mujeres de lucha , por que somos persistentes».

“La chiguina Nica”, una joven activista azul y blanco, describe que no es necesario denigrar por diferencias de género, que la lucha va más allá de las etiquetas sociales, “la lucha es de todos, pero hay pensamientos diferentes y sin importar eso, nos mueve el amor a nuestra patria y nuestro país”.

Las mujeres han sido autoras directas, igual que muchos en la sociedad, que han hecho frente a las diferentes problemáticas que han afectado históricamente y recientemente al país, reivindicando sus derechos  y exigiendo un estado y sociedad que respete los derecho humanos de todas y todos.

 “Nuestra protección ha estado en el apoyo humanitario, hemos estado en las calles, demandando respeto a las mujeres, hacemos uso de nuestros derechos, esperando que, en un futuro no muy lejano haya un gobierno que respete la vida y derechos de las mujeres”, destaca Mirna.

“Estar del lado del pueblo es estar del lado correcto y no de un gobierno que desde hace años hemos venido criticando, ellos se han enriquecido de nuestras tierras para su beneficio. Me siento orgullosa estar haciendo énfasis en mis principios y criterios forjados desde hace muchos años”, finaliza Arguello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.