Escribir es desahogarse

“Escribir es desahogarse, es hacer revolución”, Fanny Vado Hernández una Maestra de profesión, actriz de teatro, escritora, poeta, cuenta que desde niña se inspiró por las letras y  por la poesía.

Esta mujer ejemplar, recuerda que a través de interpretaciones pudo hacer sus primeros versos, hasta convertirse en una poeta.

Vado habla de cuáles fueron sus fuentes de inspiración para ser escritora, en su infancia mismas que le permitieron tener ideas creativas y escribir.


Entrevista: cómo fueron sus inicios (0:56)

«Sobre mi experiencia de escribir pienso que es de inspiración de la familia, me acuerdo que en la época de los 80 cuando fuimos a alfabetizar se decía que hiciéramos cosas creativas, a partir de ahí yo escuchaba canciones y retomaba frases bellas», cuenta Vado.

Vado Hernández quien labora como facilitadora de procesos educativos y actriz de diversas obras de teatro en la organización Colectivo de Mujeres de Matagalpa, expresa que la poesía es para ella un  pasatiempo y lo hace  cuando siente anhelo de escribir sobre algo, una molestia, una queja, un sentir.


Entrevista: El valor de escribir (0:52)

«Para mi escribir es como desahogarse, transformar una emoción fuerte en algo creativo es enseñanza y lucha», palabras de Fanny Vado,

“La poesía se hizo para ser el oído de la gente, pero es de esas voces que nacen los versos, los poemas, la poesía  del campo de la ciudad de donde se construye una  poesía para pensar” dice Fanny.


Entrevista: de donde nace (0:51)

«Lo último que he escrito es en está situación de crisis de ahogo de muchas personas, muchas campesinas y campesinos están migrando y dejan de cosechar y se van para Costa Rica como el zanate así estamos nosotros», cuenta Fanny Vado.

Por tanto el último que ha escrito es uno de sus sentires, cuenta que cuando fue a una comunidad rural, vio las situaciones que pasan campesinos y campesinas, a partir de ahí elaboró el siguiente texto. Poesía para pensar de Fanny vado


Entrevista: poema (1:06)

Levanto mi frente al horizonte, a lo lejos veo la tierra que me vio nacer la que he pisado y he hecho historia, la que cuesta recordar sus huellas, la que me pertenece pero no es mía, la que siembro amor la que siembro pan, la cosecha no es mía, donde vivo… pero no tengo un techo aún, esta tierra que se hace lodo con la lluvia o se endurece con el sol, esta tierra que pinta mis rodillas y enrojece mi rostro y mi sudor gota a gota se desliza en mi piel vendo mi sudor gota a gota y achorros a los mejores postores los que saben del precio del fruto de mi cosecha ya no puedo mas, siento que estoy por reventar y me siento como una cirquera en la cuerda floja. Fanny Vado Hernández.

Esta poesía está dedicada para la gente del campo, a los campesinos y a migrantes que por necesidad tienen que abandonar sus familias, sus hogares, su vida, para intentar prosperar. 

La poeta dice que quiere que se escuchen las voces de la gente principalmente la de las más pobres, que vean lo que hacen, y darle un valor a sus trabajos e ideas  que tienen. 

El poder escribir me ayuda a entender a saber y a valorar el ¿Por qué? de las cosas y como darle otro cierre a las situaciones, expresa vado.

Todas las personas  podemos escribir poesía, poesía para pensar como dice Fany Vado, como forma de reclamo, de denuncia poder marcar o visibilizar las situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.