Cuidados compartidos en las comunidades

Hace al menos un año, se inició un proyecto llamado, “Un paso a la libertad de las mujeres”, con enfoque del cuidado de la vida, que está dirigido hacia mujeres de las comunidades: San Pedro, el Chompipe y el Chaparral en la ciudad de Matagalpa.

En actividades del proyecto se destaca la implementación de metodologías de derechos humanos, autocuido, la sexualidad, entre otros, para la formación de la mujer comunitaria, de la mano del Grupo Venancias.

Según Nancy Mora, de la Red de Mujeres del Norte, en este proyecto que realizan con mujeres, también se implementa la planificación de actividades de “cuidados compartidos en las comunidades”.

Nancy Mora

Uno de los problemas más graves del que sufren muchas mujeres en las comunidades del país, es de la escasez de agua potable por lo que se han destacado en tener un desempeño determinante para el cuido del vital líquido, ya que; lo poco que se tiene, muchas veces está contaminada.

“En esta temporada, estamos en la parte del proyecto de presentar a la comunidad la iniciativa colectiva de cuidado, las tres comunidades tienen problema con el agua, de escasez del agua y el poco de agua que tienen esta contaminada, en eso las mujeres han insistido en que tienen un papel determinante allí y han buscado que otros actores de la comunidad puedan colaborar, ya tienen un documento para poder incidir en otras organizaciones para encontrar distintas alternativas para poder resolver lo del agua”, expresa Mora.

Si bien, el proyecto que implementa el grupo Venancias, está enfocado en el cuidado de la vida, Nancy Mora, destaca que este trabajo es para que las mujeres puedan trabajar e incidir en esos proyectos que se puedan hacer en la comunidad y que esté siempre visto «¿Qué significa para las mujeres cuidar y proteger el agua?» porque son ellas las que se relacionan directamente con ello.

Por su parte, Ana Carolina Rivas, de la comunidad de San Pedro, del municipio de Muy Muy, cuenta que, aprendió a gestionar proyectos que trabajan las necesidades de las comunidades y que la mujer juega un rol importante para llevarlo a cabo.

Cabe destacar que, luego que estallara la crisis sociopolítica del país, se suspendieron las actividades del proyecto por las afectaciones, pero después de varios meses se decidió volver a retomar el proceso, “nos costó pero arrancamos, al inicio regresamos pocas, teníamos miedo de reunirnos, dudábamos si se haría o no, pero se logró continuar” señalan las mujeres.

Nancy Mora, detalló que es necesario hacer conciencia por la falta de agua y el cuido que se merece por ser un vital líquido para la sobrevivencia humana, y que es importante trabajar los conflictos de las comunidades para dar respuestas a las necesidades ciudadanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.