Crisis económica recrudece la producción cafetalera para algunos productores

Mariano Suazo, es un pequeño productor de café que dedica su tiempo al trabajo de su parcela de la mano de su familia en el Tuma la Dalia quien posee al menos unas cinco manzanas de terreno. El productor inició con el graniteo de café y cuenta que en este 2019, el café maduró demasiado tarde en comparación a años anteriores.

Mariano Suazo

El productor cuenta cómo esta situación les podría perjudicar debido a la situación económica, pero intentan sostener ya que trabajan la producción orgánica, esto implica no gastar en la compra de elementos químicos, «Yo no trabajo con químicos, lo que se produce es puro esfuerzo de la planta», dice Suazo.

Al ser un trabajo familiar, el productor contó que no pagan en mozos o bien cortadores de café porque los gastos serían aún mayores. Entre los treinta y treinta y cinco córdobas cuesta la lata de café incluyendo la comida de los trabajadores.

Para conservar el buen uso de las tierras productivas, el productor y sus vecinos utilizan estrategias para exterminar las plagas y no rociar insecticidas porque daña las plantaciones y afecta las fuentes de agua, «No queremos contaminar por que eso también nos afecta a nosotros», expresa.

El precio del café se sostiene entre los 1300 a los 1400 córdobas, por lo que Suazo asegura que el dinero que se obtiene de ganancia, es poco y con esa cantidad mínima se logra comprar lo básico en cuanto a la comida.

José Daniel Sánchez

 Por su parte el productor José Daniel Sánchez de la comunidad La Chocolata, del Tuma la Dalia, cuenta que su cosecha de café también es orgánica y trabaja las aproximadas tres manzanas de terreno con su familia 

Una de las dificultades que han tenido es la sostenibilidad de las personas que se dedican a cortar el café y el precio del quintal no ha subido y esto les ha desfavorecido, «Muchas veces no se ajusta ni para pagarle a los cortadores, en este año los precios han estado bajísimos, esperamos que los precios vayan mejorando».

En otras ocasiones hay personas que cuentan con necesidades de trabajo, “La gente te dice, te ayudo. Porque muchos están sin trabajo”, cuenta Sánchez quien por consideración de las necesidades laborales brinda apoyo a los que están en el desempleo.

En medio de la reflexión, el hombre contó el por qué también es un productor que no utiliza elementos químicos por los daños que ocasiona al planeta, «Cuidamos las plantas, los animales y si yo utilizo químico estaría contaminando el ambiente siempre trato de cuidar y trabajar orgánicamente».

Hace años que las cosechas han estado malas, afirmó el productor. Quien contento y positivamente aseguró que cuando el café se madura y hay cómo cortarlo, mejora las condiciones de trabajo para muchas personas confiando que, en las próximas semanas, el precio aumente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.