Cierra el primer periódico impreso en Nicaragua

El Nuevo Diario informa al público en general que ha decidido descontinuar sus publicaciones debido a dificultades económicas, técnicas y logísticas que hacen insostenible su funcionamiento, dice parte del comunicado de esta mañana 27 de septiembre, noticia que impactó a la ciudadanía nicaragüense.

El 18 de Marzo de 1980 se fundó el Nuevo Diario, en donde Javier Chamorro Cardenal fungió como director del END y el Dr Danilo Aguirre como subdirector del mismo. 

El 13 de Mayo de 2011, en el diario LA PRENSA, se conoció que  el director del Nuevo Diario, Francisco Chamorro, en ese año, que el grupo Pellas habría garantizado una línea editorial independiente del periódico, luego que, se realizara el “preacuerdo”, con el grupo económico Pellas que “inyectara” capital a esta empresa periodística, logrando solventar la crisis que, obligó a presentar una propuesta de ventas de sus acciones a la vicepresidenta Rosario Murillo.

Sergio Simpson, periodista independiente Matagalpino, se refiere a la línea editorial del Nuevo Diario, señalando que en el año 2007, no se apegó a las directrices de gobierno de Daniel Ortega. Esto le afectó económicamente por la falta de contratos.

Sergio Simpson periodista y escritor

«Ese factor de la presión del gobierno y la falta de contrato con la empresa privada llevó al Nuevo Diario a la quiebra y la salida de su personal histórico que tenía un compromiso con una línea editorial informativa. Este gobierno es represor de la libertad de prensa y expresión, eso dificulta el trabajo profesional de los periodistas; quieren someter a los medios de comunicación y a los periodistas como voceros de su línea política», asegura Simpson.

El periodista y escritor Sergio Simpson, con una visión crítica de carácter político, social y económico, asegura que no debería haber censura de prensa, a pesar de las diferencias económicas de la empresa privada y el gobierno, afirma, que la censura no solo afecta al gremio periodístico sino también a los medios y que el diario LA PRENSA podría estar cerrando en los próximos meses.

«Hay muchos medios de comunicación que han sido cerrados por presiones políticas, por amenazas y por que la misma empresa el gran capital no se anuncia en estos medios de comunicación, siendo pequeñas empresas de periodistas que no han podido sostenerse», enfatiza el periodista.

El periodista hizo memoria de cómo se vivía la censura de prensa en décadas pasadas, en donde el derecho a la libertad de expresión ha sido negada por los gobiernos, “en Nicaragua no ha existido una plena libertad de prensa”, porque, “la democracia está basada en la libertad de expresión y la libertad de prensa”, pero como no ha existido democracia, el periodismo y los medios han tenido presión.

«Mi labor en 39 años de periodista ha sido una lucha permanente por la libertad de prensa y habido represión durante todo el tiempo, para mí han sido años de lucha por la libertad de prensa y pensamiento», expresa Simpson.

Por otra parte, doña María del Rosario Espinoza, vende periódicos desde la fundación de El Nuevo Diario, hace 39 años. Pero, desde antes de 1980, ya vendía periódicos importantes del país, como: la tribuna y otros periódicos nacionales.

Doña María, destacó en entrevista a la VOS, que el cierre del periódico, (El Nuevo Diario), le afecta emocionalmente.

María del Rosario Espinoza vendedora de El Nuevo Diario

«A mí me afecta emocionalmente como económicamente, ya que una está acostumbrada al trabajo diario, ver a los clientes y tenés cariño a tu trabajo y a ellos», dice doña María.

En las instalaciones, costado norte de la iglesia Molaguina en Matagalpa, con más de 40 años de existencia y la primer oficina en vender periódicos en esta ciudad, “solo ha quedado el recuerdo”, describe la mujer, quien presenció el cierre de otros periódicos en décadas pasadas, como: la barricada, la tribuna, entre otros.

«Hace años nos daban uno cincuenta por ejemplar ahora estábamos en cincuenta centavos. El Nuevo Diario siempre me daba las publicaciones y eso me ayudaba económicamente con los edictos del complejo y yo era la encargada aquí en Matagalpa, esto no solo ha afectado a los trabajadores sino también al lector», dice doña María.

La mujer empezó a trabajar en la venta de periódicos, como ayudante de la dueña de la agencia, doña Aidé Téllez de Miranda, en la década de los ochenta. “En aquel entonces, había más de cuarenta vendedores, y recientemente solo tengo tres porque hay nuevas agencias, y hay disminución en las ventas”, debido a la crisis, destacó la mujer Matagalpina.

Tras el cierre de El Nuevo Diario, y sus derivados, como Metro y Q hubo, se vio la solidaridad de medios digitales, radiales como esta emisora, televisivos, prensa escrita y organismos defensores de los derechos humanos por el grave hecho de cerrar en medio de una crisis en donde el gobierno  ha asfixiado económicamente al país e instaurado una censura de prensa que ha provocado la muerte de un periodista y decenas de comunicadores exiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.